Español

Esta serie surge como consecuencia del confinamiento. Es una reflexión sobre el lenguaje explícito y el contenido implícito. Me llama mucho la atención cómo estos dos pueden ser tan contradictorios, lo sugerente que es ser lo que se autoproclama sobre lo que es.

Mi trabajo con rosas rojas parte de reconocer en ellas un símbolo del amor romántico. A lo largo de la historia el amor romántico ha sido una cuestión de peso y alto costo para el desarrollo e integración profesional de la mujer, ha sido una excusa para su sometimiento dentro de las fronteras del hogar, al trabajo doméstico, a la devoción a la maternidad etc. Apoyándome en lo simbólico, en esta serie intervengo las rosas rojas a modo de agresión, tortura, desquite, un ajuste de cuentas.